Kiko Vilches dimite como entrenador del CF La Solana

Kiko Vilches tras el último partido jugado en La Moheda

          Aurelio Maroto

          Hay noticias que parecen bromas, pero no lo son. Kiko Vilches ha dejado de ser entrenador del CF La Solana. Este martes comunicó formalmente al presidente, Julián Martín-Zarco, su intención de marcharse de forma unilateral. Se trata de una decisión tan súbita como inesperada, entre otras cosas porque nada hacía presagiar algo así. A la espera de las primeras reacciones oficiales del club, y también de saber quién puede ser el sustituto y cómo quedará configurado el cuerpo técnico, el movimiento de ficha de Vilches ha pillado por sorpresa a todos.

Radio Horizonte avanzó la noticia y logró hablar con él por la noche, pero evitó profundizar en las razones de su dimisión, que confirmó ser irrevocable. Aduce cuestiones personales y admite que pocos la esperaban, pero cree que ha sido la decisión más honesta, dadas las circunstancias, a pesar de no aclarar qué circunstancias son esas. En verdad, es difícil entender esta marcha, sobre todo cuando alguien goza del apoyo de su afición: “No he escuchado una mala palabra de La Moheda, ni siquiera cuando nos golearon el Conquense y el Illescas hace poco”, subraya. Tampoco existe ninguna división (que se sepa) en el vestuario; la inmensa mayoría de la plantilla es la misma que logró el brillante ascenso la temporada pasada. Es decir, si ha existido alguna desavenencia interna, Kiko Vilches no suelta prenda. Prefiere apelar a esas “razones personales” para justificar una decisión que ni siquiera se sostendría si atendiéramos al momento del equipo, cuyo objetivo es la permanencia y no ha pisado zona descenso desde que comenzó la temporada.

Más allá de especulaciones, dice irse enormemente agradecido de su paso por La Solana. Se ha encariñado con el club, con la afición, y no para de elogiar el trato recibido por la anterior directiva y por la actual, que siguió confiando en él. “No es fácil encontrar gente tan dispuesta a facilitar las cosas, y que además pague el día uno de cada mes”. “Solo tengo palabras de gratitud hacia ellos”, insiste.

La realidad es que el CF La Solana se queda sin entrenador, y veremos qué camino coge el resto de su cuerpo técnico. La buena noticia es que el club tiene tiempo de reacción y seguro que Kiko Vilches no ha querido esperar más para, precisamente, evitar males mayores. Es una incógnita quién será el sustituto en el banquillo de La Moheda. A la espera de acontecimientos, es probable que Juan Carlos Peñalver, entrenador del equipo juvenil y con titulación Nivel 3, se haga cargo de la plantilla de Tercera RFEF, al menos de forma provisional.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*