El PP reclama una bajada de impuestos y no aclara si pactaría con VOX en la Junta

Un momento de la rueda de prensa de Pilar Alía en La Solana

          Aurelio Maroto

         El Partido Popular de Castilla-La Mancha redobla su actividad en lo que ya podemos calificar como precampaña electoral. La senadora Pilar Alía, que también es coordinadora regional de desarrollo económico, visitó este lunes La Solana para reunirse con comerciantes y hosteleros, y de paso ofrecer una rueda de prensa. En ella, reclamó una bajada de impuestos, especialmente los relacionados con el tipo impositivo.

“Estamos recorriendo la región, puerta a puerta, visitando autónomos porque queremos estar al lado del tejido productivo de esta región y saber qué siente un autónomo”, declaró Alía, muy crítica con las políticas económicas del actual gobierno regional. “La situación en Castilla-La Mancha se agrava al ser la de mayor inflación de España”, dijo. Considera que se hace inviable mantener muchos negocios, sobre todo comercio y hostelería. “Muchos se plantean cerrar después de Navidad por el aumento del combustible, las materias primas, la luz o el alquiler”. A ello se unen –añadió- los costes salariales y las cotizaciones, así como la dificultad para contratar y encontrar personal cualificado.

Bajada selectiva y temporal

        La senadora afirma que el líder popular en la región, Paco Núñez, ha pedido reiteradamente una bajada selectiva y temporal de impuestos, “a lo que Page se niega”. Por ejemplo del IRPF mediante la deflactación de la tarifa autonómica, así como bonificaciones y deducciones para familias y autónomos, y reducir el impuesto de transmisiones. “Aquí está al 9 por ciento, muy por encima del 6 por ciento de Madrid, Andalucía o Murcia”, subrayó. También bonificar “o incluso suprimir” el impuesto de sucesiones y donaciones, así como eliminar el de patrimonio, “casi inexistente en Europa”, recordó.

Posible pacto con VOX

         Pilar Alía aludió a una encuesta reciente que podría dar la Junta al PP, pero necesitaría el apoyo de VOX, ya que Núñez no obtendría la mayoría absoluta. Los periodistas le preguntaron, precisamente, por un posible pacto al estilo de Castilla y León, y esta fue su respuesta: “Estamos todavía a seis meses y vamos a seguir luchando para no tener que gobernar con el apoyo de ningún partido; en el caso de necesitarlo, ya se vería llegado el momento”. Sin embargo, en lo que se puede interpretar como un intento de justificar un hipotético pacto con los de Abascal, recordó que el PSOE ya gobernó con el apoyo de Podemos. “Estamos en una región en la que también la izquierda ha gobernado con apoyo de otros partidos”, concluyó.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*